Vértigo aprendamos a controlarlo

¿Vértigo y sus consecuencias?

El vértigo de manera general es un tipo de circunstancia en que la persona empieza a sufrir de mareos y nauseas, debido a que siente que todo le da vuelta o si está en un sitio parado constantemente pierde el equilibrio entre otras.

El vértigo se origina desde los receptores que tenemos dentro del oído, cuando estos cambian de dirección, empiezan todos estos tipos de síntomas ya nombrados.

Por lo tanto es importante mejorar estos receptores del equilibrio, para normalizar el balance de las personas y así evitar un problema, como por ejemplo una caída o golpe.

Consejos para mejorar el vértigo

En el momento que tengamos los síntomas del vértigo, procuremos acostarnos, si es posible colocar una almohada, paños o cualquier cosas por debajo de la parte superior, entre la espalda y el cuello, con el fin que nuestra cabeza quede en posición boca arriba, pero con grado de inclinación, casi colgada, empezamos a rotar la cabeza a unos 45 grados de lado a lado, quedándonos al menos por cada rotación y por lado unos 45 segundos, para luego pasar al siguiente lado.vertigo-aprendamos-a-controlarlo

Luego giramos por completo nuestro cuerpo a un lado junto con la cabeza, nos quedamos unos 45 segundos más y lo realizamos de igual manera hacia el lado contrario.

Una vez terminada la jornada procedemos a sentar a la persona y dejarla allí, con la espalda completamente recta al menos por dos minutos.

Causas del vértigo

Existen infinidades de causas, pero aquí les indicaremos algunas:

  • Infecciones en el oído
  • Golpe o traumatismo craneal
  • Descontrol de la presión arterial, sube y baja de forma inusual
  • Esclerosis múltiples
  • Tumor cerebral

Síntomas del vértigo

  • Mareos
  • Zumbidos en el oído
  • Visión doble
  • Pérdida del equilibrio
  • Dificultad al hablar

Tipos de vértigos

  1. Periférico
  2. Central

Recomendaciones contra el vértigo

Evita mover la cabeza de forma repentina, trata de controlar tus movimiento, si te sientes mareados detente y procede con la técnica antes indicada.

Fija tu mirada, trata de no ver hacia abajo o arriba, tampoco cierres los ojos porque puedes sentir que te caes y es posible que si suceda.

Finalmente si esta condición persiste, se recomienda visitar a tu médico de confianza, él logrará que mejore tu condición y así evitar que tengas un accidente a causa de una caída repentina por la pérdida del equilibrio.

No olvides difundir este artículo por medio de las redes sociales y comentarlo.

Compártelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *