Otitis causas y tratamiento para el dolor de oído

OTITIS CAUSAS Y TRATAMIENTO PARA EL DOLOR DE OÍDO

¿Qué es las otitis?

La otitis es una infección e inflamación en el área del oído medio y esta a su vez está conectada a la garganta, esta conexión se le da el nombre de las trompas de Eustaquio, por tal motivo si un niño sufre de algún tipo de virus en esa área de la garganta, automáticamente será afectada la zona del oído medio y en este caso sufrirá de afección de la garganta y oído a la misma vez.

Cuando hablamos de otitis debemos referirnos a un tipo de infección muy dolorosa en el área del oído. Esta infección en términos médico se conoce con el nombre de Otitis media aguda. Por lo general lo que ocurre es que en el área que está detrás del tímpano que es el oído medio, se logra inflamar y agarra infección.

Esta infección de otitis media, cuando ya ha alcanzado la infección por completo, inflama todo el tejido a su alrededor y sobretodo afecta al canal auditivo, lo que puede traer consecuencias serias a nuestra salud, si no es atendido a tiempo, así que ante una posible inflamación del oído no dude en visitar a su médico.

Cuando el oído se encuentra inflamado, por lo general tiene mucha acumulación de líquidos. Esto en muchas ocasiones es a consecuencia de una infección respiratoria o un resfriado común. Los que tiene mayor riesgo a crear estas infecciones son los niños, ya que ellos siempre están expuestos a resfriados, por ejemplo, cuando están en sus colegios.

En el oído medio por lo general se acumula pus, y esto puede causar mucho dolor e inclusive pérdida de la audición, si no es tratado a tiempo, así que prestemos mucha atención a los posibles síntomas.

Por lo general el pus se forma cuando hay ruptura en el tímpano, esto hace que cualquier líquido pase directamente al canal auditivo, por lo que se recomienda mantener al niño en constante observación. Por lo general son tratados con antibióticos.

Unos de las mejores recomendaciones que podría ofrecerte es vacunarlos cuando están bebes, ayudará en gran parte a evitar algún tipo de infección al oído.

¿Qué causa la otitis media aguda?

Primero debemos explicar que dentro del oído existe un componente interno que es conocido como la trompa de Eustaquio, que es un tubo que va desde el centro de la oreja hasta la parte de atrás de la garganta, por lo que cuando una infección se presenta, inflama este tubo, atrapando todo el líquido presente en esa zona.

Por lo general este líquido que queda atrapado se infecta y es cuando comienza el proceso de infección general en el oído, y es lo que comúnmente llamamos otitis. Debemos resaltar que la Trompa de Eustaquio es más cortas en los niños que la de los adultos, por tal motivo es mucho más fácil que se origine cualquier infección.

Finalmente podemos atribuir que las causas principales de estas infecciones son las siguientes:

  • Resfriados
  • Gripes
  • Alergias
  • Adenoides
  • El humo del tabaco
  • Síntomas de la otitis en los niños
  • Fiebre y malestar general
  • Dolor intenso de oído
  • Sensación de llenura por algún tipo de líquido en el oído, como si se tapara.
  • Por lo general los niños se irritan constantemente
  • Pierden el apetito
  • Llora constantemente
  • Presentan mucha irritabilidad
  • Insomnio permanente
  • Se agarra y se estiran la parte externa de las orejas
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el cuello
  • Vómitos en algunos casos
  • Diarrea
  • Falta de equilibrio
  • Pérdida en la audición

¿Cómo saber si los niños padecen de otitis?

Por lo general debemos verificar si el niño tiene fiebre o si permanentemente se toca un lado de la cabeza, al nivel del oído, si cuando se van acostar evitan hacerlo de ese lado que le molesta, inclusive en muchos casos, sale una especie de líquido de su oído etc.

Por lo general va a depender de su comportamiento, como, por ejemplo:

  • Si tiene irritabilidad y lloran mucho
  • Tocarse el área externa del oído constantemente y quejarse al hacerlo
  • Se quejan mucho de ese dolor, sobre todo cuando es muy intenso

¿Cómo tratar la otitis?

  • Frecuentemente y en el desarrollo de nuestros niños veremos con mucha frecuencia molestias y dolor de oídos, esto por lo general se le da el nombre de otitis.

 

  • Principalmente debemos acudir a las instituciones de especialistas de niños o pediatras, con el fin de detectar qué clase de problema tiene el niño en el oído, una vez obtenga el diagnóstico, se procede formalmente a combatirlo con diferentes alternativas. Por lo general utilizan analgésicos como por ejemplo el ibuprofeno o sus derivados.

 

  • En los casos donde ya se ha aplicado este tipo de medicamento de forma general al niño, y su respuesta no ha sido positiva, en cuanto al tratamiento, se procede a realizar varios tipos de extracciones de líquidos concentrado en el oído medio, con el fin de aliviar esa zona completamente inflamada.

 

  • Cuando no se logra parar la inflamación del oído, por lo general es que ya está infectada con bacterias, por lo que en esos casos se debe proceder a colocarle algún tipo de antibióticos. Hoy en día los médicos están convencidos que más del 80% de los niños que presentan inflamación en el oído medio agudo, suelen mejorar de manera natural, por lo que están evitando utilizar estos tipos de antibióticos, para evitar que estas bacterias logren resistencia y evolucionen, causando que pueda tardar el proceso de curación completo.

 

  • En los casos en que los niños estén en edades comprendidas entre los primeros meses a los dos años, se recomienda llevarlos con su pediatra lo antes posible, recuerden que ellos no tienen la facultad para saber qué les pasa, y a la misma vez aguantar esa molestia.

 

  • Existen otros tratamientos que se utilizan cuando ningunos de los tipos de medicamentos, como por ejemplo los antibióticos, no han logrado eliminar la infección. Se procede a la colocación de tubos llamados timpanostomía, que es un procedimiento invasivo que le permite la entrada de aire a las trompas de Eustaquio, para que se logre drenar la concentración de líquidos y así mejorar del dolor y de la audición.

 

  • Por otro lado, también se ha llegado a utilizar la extirpación, que solo se hace en caso extremos, cuando de ninguna forma se ha podido corregir el problema interno en el oído, con esto se logrará limpiar por completo la infección y así empezar a reconstruir toda la zona que se mantenía inflamada e infectada.

Tipos de otitis media

Otitis aguda:

Aproximadamente tiene un proceso que no tarda mucho en su recuperación, al menos en 2 semanas ya debería estar en perfecto estado el oído.

Otitis subaguda:

Es una infección que tiene un tiempo de recuperación más prolongado, y que pude durar hasta 3 meses.

Otitis crónica:

Esta infección puede llegar a durar más de 3 meses, y debe tener un control estricto para su recuperación.

Otitis miringitis:

Solo se inflama la parte externa de la membrana que recubre el tímpano.

Otitis media secretoria:

Es cuando existe líquido en el oído medio.

Otitis media crónica supurada:

Se presenta pus en el interior del oído.

Recomendaciones para tratar la otitis

  • Si el niño tiene un estado de malestar muy alto como, por ejemplo, mucha debilidad y fiebre, debe llevarlo lo antes posible al médico, para descartar posibles afecciones más complejas.

 

  • Medicamentos como ibuprofeno o paracetamol son muy efectivos para esos casos.

 

  • Si el niño drena mucho líquido, no utilice aparatos o algodón para realizar una limpieza profunda, ya que recuerde que tiene esa parte inflamada y puede empeorar, simplemente utilice un algodón o pañito y limpie solo la parte externa del oído.

 

  • Si la otitis no mejora con estos recursos, debes llevar al niño a su especialista, ya que posiblemente se convirtió en una otitis bacteria y necesitará antibióticos, por lo general son gotas directas en el oído.

¿Cómo se logra diagnosticar la otitis media aguda?

Para diagnosticar la otitis es necesario realizar un chequeo profundo al oído medio, y para eso es necesario utilizar una herramienta llamada otoscopio. Este aparato va a verificar si existen líquidos detrás del tímpano o si ya ha sido perforado.

Otras de las herramientas que se utilizan para verificar el estado del oído tenemos la audiometría y la timpanometría.

Existen otros tipos de verificación del estado del oído más profundo como son los casos de las tomografías de la cabeza, con el objetivo de verificar si existen presencias de otros tipos de bacterias en el oído medio.

Prevención y recomendación sobre la otitis

Los niños e inclusive ya en su etapa de desarrollo, por lo general presentan estos síntomas que son muy normal que esto suceda, por lo tanto, no debe alarmarse, ya que existen muchas formas de contagiarse, inclusive desde un pequeño virus en la garganta puede repercutir en el oído. Solo esté pendiente el tipo de molestia que tenga, tome el remedio recomendado, pero pediátrico y si esta molestia persiste en la de 24 horas siguiente, llévelo al especialista para que le hagan un examen profundo del caso, por lo general terminará tomando antibióticos.

Gracias por llegar hasta aquí en cuanto a las medidas que debemos tomar si a nuestro niño se le produce una afección en su oído.

No olvides compartirlo en las diferentes redes sociales y comentarlo.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *