Isquemia arterial crónica orientación y prevención

¿Qué es la isquemia arterial crónica?

La isquemia arterial crónica se caracteriza por una deficiencia, lentitud y progresión del flujo sanguíneo, debido a esto también se encarga de enviar suficiente oxígeno a nuestros músculos cuando realizamos actividad física.isquemia-arterial-cronica-orientacion-y-prevencion

La enfermedad de la isquemia arterial crónica, es común en los hombres.

Una de las causas para que se produzca la disminución del riego sanguíneo, se debe en algunos casos a enfermedades como la ateroesclerosis. Esta produce una disminución y estrechamiento en las venas  a causa de la gran acumulación de lípidos, trayendo como consecuencia inflamación conocida como ateroma.

Una vez que se produzca la inflamación, la sangre que pasa por el vaso deja de circular, por tal motivo si la disminución del flujo sanguíneo continua, también será menor el aporte hacia los grupos musculares inferiores, sobre todo cuando se realizan cualquier actividad física.

Cuando la ateroesclerosis se ve favorecida, tendrá la probabilidad de aumentar el riesgo de la isquemia arterial crónica.

Causas de la isquemia arterial crónica

  • Los vicios como el cigarrillo.
  • Enfermedades como la diabetes.
  • Colesterol y triglicérido altos.
  • Sobre peso u obesidad mórbida.
  • Falta de actividad física o sedentarismo.
  • Síntomas de la isquemia arterial crónica.
  • Molestia y dolor constante en diferentes extremidades de cuerpo.
  • Si al momento de realizar alguna actividad física y esta cesa cuando deja de moverse, es uno de los síntomas que padeces de la isquemia.
  • Si realiza movimientos como por ejemplo caminatas en escaleras o cualquier tipo de pendiente y persiste los dolores es porque estás padeciendo de esta enfermedad.
  • En algunos casos se puede presentar lesiones cutáneas en la piel, a causa de una mala circulación de la sangre.
  • Si estás presentando palidez en la piel, sientes frío constantemente se debe a la mala circulación.

Tratamientos y prevención

Entre las prevenciones que se pueden optar, es asistir a un especialista para disminuir la posibilidad de que la enfermedad siga aumentando.

Es imprescindible que elimines los vicios como el cigarrillo y mantengas un control de los factores de riesgos como los son el colesterol y triglicéridos alto  e hipertensión.

Mantén un estilo de vida donde incluyas una buena alimentación balanceada y realizar ejercicios a diario.

Comparte este post en las redes sociales y coméntalo.

Compártelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *