Como recuperarse de una fractura rápidamente

COMO RECUPERARSE DE UNA FRACTURA RÁPIDAMENTE

¿Qué es una fractura en el cuerpo humano?

Para saber que se trata una fractura, debemos empezar por identificar que se trata de una afección justo en el hueso cuando se rompe, por distintas circunstancias, como, por ejemplo, cuando algo impacta con mucha fuerza y peso directamente en el hueso se puede producir su rompimiento o rotura.

También podemos encontrar una fractura ósea o de hueso, cuando se trata de una enfermedad o afección médica, donde los huesos están débiles, y en cualquier momento o alguna fuerza externa lo rompe con mucha facilidad.

Entre estas afecciones podemos nombrar, las osteoporosis, algunos tipos de cánceres, la edad avanzada, osteogénesis que es una enfermedad donde los huesos están sumamente débiles, también podemos encontrar una fractura patológica, cuando se siente mucho dolor etc.

Siempre vamos a encontrar muchas causas generales por la que se producen una fractura, como, por ejemplo, alguna caída, accidentes, enfermedades, y que estas por lo general se curan de una manera natural, otras por intervención quirúrgicas entre otras.

fractura-o-fisura-como-saber-en-que-se-diferencian

¿Qué es una fractura ósea?

De forma general una fractura ósea, es el término que utilizan los médicos, al igual que hablar de un rompimiento en los huesos o “break”, como mejor lo conocen. Además del rompimiento el hueso, este por lo general se agrieta y puede ocurrir en cualquiera de los huesos del cuerpo humano.

Existe varias formas en la que los huesos puede fracturarse, como, por ejemplo, cuando te rompes el hueso, pero el tejido o el desgarro producido por medio de la piel no se ha dañado, esto se conoce como una fractura cerrada.

También está, cuando la piel es dañada o desgarrada y se rompe el hueso, se le conoce como una fractura abierta o compuesta, por lo general son serias, ya que logran alcanzar de ciertas maneras infecciones alrededor de la fractura.

No cabe duda que loes huesos humanos son my fuertes, a pesar de la cantidad de rompimiento que hemos escuchado en las personas, sin embargo, si la fuerza y peso con que ha sido impactada estos huesos es muy dura, este logra fracturarse seriamente.

Hay un detalle que no podemos descartar, es que con el paso de los años y sobre todo cuando la edad es avanzada o viejo, estos huesos suelen debilitarse de forma natural, sin embargo, siendo niño estos huesos tienen una especie de elasticidad, pero de igual hay que tener cuidado, ya que estos niños dependiendo de la seriedad del rompimiento, suele dañar lo que se le conoce como la placa del crecimiento.

¿Cómo identificar una fractura o hueso roto?

  • De manera simple debemos estar consciente que un hueso roto o fracturado, es un momento de mucha seriedad para la salud del que lo ha padecido, ya que no solo sufre los huesos, también por lo general están involucrados, los ligamentos, vasos sanguíneos, nervios, tendones, que suelen ser rasgado por el mismo tipo de causa.

 

  • En muchas ocasiones podemos identificar que quedan heridas abiertas, que, por lo general van acompañadas de infecciones muy serias, y esto da a conocer que lo más probable es que estés padeciendo de una fractura bastante seria, sin embargo, existe fracturas cerrada y a veces es difícil de identificar.

 

  • Cuando ocurren algún tipo de dolor muy intenso, debemos saber cuál fue la causa, esta nos puede llevar a identificar si hay una posible fractura, bien sea por impacto, caída e inclusive en la zona del cuerpo donde fue registrada este golpe externo, ya que algunas son más sensibles que otras, y por estadísticas dependiendo como sucedió, se eleva la probabilidad de que sea o no un rompimiento de hueso o fisura.

 

  • Otra de las formas para identificar un rompimiento de hueso, va a depender de los síntomas, ya que en algunas ocasiones suele ser muy doloroso e inflamada desproporcionalmente el área afectada, e inclusive presentar malestar general o fiebre.

¿Cuáles son las causas comunes de una fractura?

  • Por lo general existen diversas causas como son accidentes en eventos deportivos, problemas de salud como lo son la osteoporosis, golpes directo al hueso por una fuerza superior que el hueso pueda soportar.

 

  • Caídas desde una altura considerada o por accidentes automovilísticos. Debemos recordar que, si tenemos los huesos sanos, difícilmente se romperán, y aunque no lo crean pueden resistir impactos extremadamente fuertes.

 

  • Otras de las causas a mayor medida se deben es a una edad muy avanzada, ya que por una parte los huesos suelen está muy débiles y desgastados, y por otro, parte de la población de ancianos, llegan a los centros de salud con caídas, recordemos que son factores de la edad y es muy probable que suceda a menudo.

 

  • Los niños y adolescentes tienden a fracturarse con mayor frecuencia que las personas adultas, debido que son más hiperactivos, es decir, llevan una vida con muchas actividades físicas, unos con más riesgos que otros, pero la frecuencia aumenta en la edad juvenil.

 

  • Existe otras de las causas que son muy comunes como, por ejemplo, las personas que padecen de enfermedades subyacentes o afecciones, que suelen debilitar a los huesos, y por lo tanto aumenta los riesgos de fracturas, como ejemplo, enfermedades como la osteoporosis, algún tumor, deformaciones genéticas entre otros.

 

  • Fracturas de los deportistas extremos, ellos por lo general llevan una vida de rompimiento a los huesos, casi que, en cualquier área de su cuerpo, pero el problema es cuando son repetitivas en las mismas zonas, estas empiezan a debilitarse, y aumentan la probabilidad que golpes en esa zona por más débiles que sean pueden causar fracturas.

¿Cómo se clasifican las fracturas de hueso?

Las fracturas las podemos clasificar de la siguiente manera: por exposición, localización en el hueso, en el cuerpo humano, por gravedad, por patología.

Fractura por exposición:

Rompimiento de hueso cerrado:

Es cuando el hueso se rompe, pero no hubo ningún tipo de desgarro o exposición del tejido epitelial, es decir, no se ha expuesto a simple vista la piel ni el hueso.

Rompimiento de hueso abierta:

En este caso si vamos a ver desgarro o traumatismo a nivel de la piel. Podemos observar que existen algún tipo de hemorragia en toda esa área del tejido, incluyendo la ruptura de los huesos.

Fractura por localización del hueso:

Fractura epifisiaria:

Por lo general estas fracturas suelen presentarse entre las uniones de los huesos, y en muchas ocasiones se producen desligamiento en la propia unión entre hueso y hueso, y por lo tanto aumenta la probabilidad de movilidad de los huesos.

Fractura diafisiaria:

Es cuando se produce las fracturas a lo largo de los huesos, como, por ejemplo, cuando hay rompimiento en los extremos de los huesos.

Fractura metafisiaria:

Este tipo de fractura se produce en la parte interna del hueso, como también en la parte externa y en los extremos.

Fractura por localización en el cuerpo humano:

Este tipo de rompimiento de hueso va a depender de donde fue el área afectada, como, por ejemplo, si fue en el área del cráneo, que se puede distinguir en el la parte de la cabeza, o si fue en la tibia que formaría parte de la localización de la parte inferior del cuerpo o la pierna.

Fractura por gravedad:

Fractura por fisura:

Este tipo de rompimiento suele presentarse a nivel superficial del hueso, como, por ejemplo, una disección, es decir, sobre el recubrimiento.

Fractura completa:

Es cuando se produce en todo el hueso de manera general, prácticamente partiéndolo en dos partes y se puede observar estas dos estructuras de forma íntegra.

Fractura por deslizamiento:

Ya esto forma parte del rompimiento entre las uniones del hueso, produciendo hasta un desplazamiento entre los huesos del lugar original que se encontraban.

Fractura por asociación sobre una patología:

Suele presentarse por un desgaste prolongado del hueso, por una enfermedad, trayendo como consecuencia debilitamiento en cualquier zona ósea.

¿Cuáles son los síntomas de un hueso roto?

Existen muchos tipos de síntomas, y estos varían deacuerdo a la forma como fue causada, como, por ejemplo, si fue de forma violenta, como también en que zona fue afectada.

También va a depender que tipo de hueso que es el afectado, como también, la edad y si posee algún tipo de enfermedad que relaciones estos padecimientos.

Entre los síntomas comunes tenemos:

  1. Inflamación o hinchazón de la zona afectada.
  2. Dolor prolongado.
  3. Moretones anormales.
  4. La piel suele verde amarillenta, morada e inclusive descolorida.
  5. En algunos casos el área afectada, suele movilizarse en un ángulo poco normal a su forma original.
  6. Cuando el paciente requiere de llevar peso, no podrá lograrlo gracias al dolor en el área afectada.
  7. Si es una fractura y la zona está abierta, por lo general se presenta sangrado.
  8. Si es un hueso grande, la víctima suele padecer de mareos, palidez, debilidad, nauseas entre otros síntomas.

Diferencias entre fractura y fisura

Para poder diferenciar una fractura de una fisura, debemos saber el punto máximo del rompimiento del hueso, dependiendo del grado y daño ocasionado podemos determinar si se trata de una fractura o fisura.

La fisura, representa un rompimiento parcial del hueso, es decir, el hueso no logró partirse en dos o más pedazos completos.

La fractura, representa el corte completo del hueso, donde se puede observar claro está, a través de radiografía u intervención quirúrgica la separación completa del hueso.

Tipos de fracturas

Existen fracturas donde el hueso está completamente desplazado y necesita intervención quirúrgica urgente, para poder llevar el hueso a su sitio o alinearlo, para luego fijarlo con clavos o placas entre los diversos cortes.

Las fracturas con minutas, son aquellas donde el hueso se ha partido en varios fragmentos, también es necesario las intervenciones quirúrgicas, pero con un grado de complejidad muy serio, ya que, en muchos casos, el cuerpo rechaza la consolidación de estos huesos y se presentan infecciones difíciles de corregir.

Estas son los tipos de fracturas comunes en el cuerpo humano

Fractura de la avulsión:

Se trata del rompimiento de un ligamento o músculo, incidiendo en el hueso.

Fractura conminuta:

Se trata del rompimiento del hueso en múltiples pedazos.

Fractura por compresión:

Cuando el hueso es aplastado a tal punto que se fractura, suele suceder en la espina dorsal, cuando un paciente padece de osteoporosis.

Fractura por dislocación:

Sucede cuando una de las articulaciones se disloca y el hueso que forma parte de esa dislocación se fractura.

Fractura Greenstick o verde:

Sucede cuando el hueso solo se rompe por un lado y no en su totalidad.

Fractura por rayita:

Es solo con el rompimiento parcial del hueso, por lo general se necesita rayos X para poder detectar el área afectada.

Fractura por impacto:

Cuando se produce la fractura del hueso, y uno de los pedazos choca o entra en otro hueso.

Fractura longitudinal:

Se produce a lo largo de la longitud del hueso.

Fractura oblicua:

Cuando el rompimiento es en todo el eje del largo del hueso.

Fractura patológica:

Cuando sucede un rompimiento a causa de una enfermedad persistente, ya que se encuentra debilitado el hueso.

Fractura espiral:

Cuando el huso, debido a la fuerza de impacto o caída, se ha torcido y a la vez roto.

Fractura de tensión:

Cuando el hueso se ha sometido a diferentes y repetitivas tensiones hasta que se rompe.

¿Cómo curar y prevenir rápidamente una fractura de hueso?

Existen muchas formas médicas y naturales para curar una fractura, como también algunos ejemplos de prevención, que indicaremos en los siguientes tips:

Utilice la nutrición y luz solar:

Por medio de estas formas naturales como lo es los rayos de luz solar y alimentos, debemos aportar a nuestro cuerpo suficiente calcio para mantener los huesos sanos, como, por ejemplo: leche, yogur, vegetales, entre otros, y así mantener los huesos fuere, para prevenir un rompimiento por cualquier golpe, claro está, cuando no se trate de un impacto muy fuerte.

La vitamina D, es indispensable para nuestro cuerpo, ya que este se encarga de absorber el calcio que nos proporciona la luz solar, también, lo podemos encontrar en algunos alimentos como los huevos, pescados, entre otros.

Realice actividades físicas:

Si acostumbramos a nuestro cuerpo, como, por ejemplo, a realizar ejercicios con pesas, nuestros huesos poco a poco se harán más fuertes y densos. Entre los ejemplos que podemos citar tenemos, correr, caminar, levantamiento de pesas, o cualquier deporte que mueva con fuerza su cuerpo.

Orientaciones y que hacer en el momento de la fractura

Debemos empezar por el paso de la limpieza, ya que cuando se produce una fractura, en su alrededor existen diversas y diminutos segmentos de huesos, tejidos y fibras musculares que son importante limpiar para evitar posibles infecciones.

A continuación, deberá llevar al paciente a un centro de salud, para que le hagan todos los exámenes pertinente, y empezar el diagnóstico y posible sistema de recuperación, recuerde que entre más rápido  revisemos y actuemos sobre una fractura, las posibilidades de recuperación y estabilización del paciente aumentará.

Pasos para disminuir el riesgo de sufrir osteoporosis en la edad avanzada

  1. Realice ejercicio de baja intensidad a diario, como, por ejemplo, caminar.
  2. Evite fumar.
  3. No tome alcohol o si lo va a consumir sea prudente.
  4. Es importante exponerse al sol, pero de forma moderada a diario.
  5. Su dieta deberá estar basada en alimentos ricos en calcio.

Recomendaciones en caso de una posible fractura

Es importante si se sospecha que tenemos un hueso roto debido a diferentes circunstancias, tratar de no mover el área afectada ya que puede aumentar el dolor y complicar la ruptura del hueso.

Aplique primeros auxilios cuando está reciente una posible fractura, inmovilizar la extremidad adecuadamente, utilizando diferentes tipos de férulas, verificar si existe algún tipo de sangramiento y en caso que la herida sea verificada, proceder a realinear y entablillar la zona afectada.

Nunca deje que personas sin experiencia traten de movilizar a la persona con la posible fractura, acude siempre a profesionales, ya que puede aumentar el daño.

Cuando una persona, visiblemente tenga una fractura, trate en lo posible de no moverla, o si tiene experiencia, por favor inmovilizar el área, hasta que un médico o un profesional lo examine, ya que cualquier tipo de mala manipulación, puede llevar a empeorar su situación.

Recuerde que la vejez, en muchos casos representan huesos más débiles, por lo que hay que llevar las cosas con mucha calma, cuidando inclusive sus actividades físicas, para que no vaya a tener una caída y posible fractura, por suave que haya sido, a posibilidad es alta de rompimiento de hueso.

Espero te haya gustado este artículo y me ayudes a compartirlo como orientación a nuestros amigos y familiares en las diferentes redes sociales.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *