Cómo aliviar un dolor de cuello intenso

CÓMO ALIVIAR UN DOLOR DE CUELLO INTENSO

¿Qué es un dolor de cuello y porque se produce?

Antes de abordar el tema del dolor de cuello, expliquemos un poco de la constitución de nuestro cuello. Este está formado por vértebras que se extienden desde el cráneo hasta el torso superior, también encontramos los discos cervicales que son los encargados de absorber la presión huesos. Ahora bien, los músculos que poyan a la cabeza están ligados a los huesos y a ligamentos que son los que permiten el movimiento del cuello.

Cuando una persona experimenta presión y dolor de cuello, por lo general es por una mala postura, por realizar actividades donde el movimiento del cuello es más recurrente de lo normal, por un mal movimiento cuando tienes los músculos aún fríos o tensos, e inclusive por algún tipo de accidente, como, por ejemplo, automovilístico o por un deporte de contacto.

Es importante prestarle mucha atención a estas presiones o dolores de cuellos, ya que puede resultar algún tipo de problema serio de salud, por lo que no debe esperar si ya han pasado más de tres días y continúa el dolor, acércate a tu centro de salud de confianza o aun médico de cabecera de tu familia, ya sabes no esperemos tanto tiempo, es mejor prevenir que lamentar.

Presión y dolor de cuello como eliminarlo

¿Qué causa el dolor de cuello?

El dolor de cuello o la presión severa puede ocurrir por una variedad de razones, que ampliaré a continuación:

Fibromialgia:

La fibromialgia es un tipo de enfermedad que va relacionado a los dolores musculares, y como todos sabemos que nuestro cuello está rodeado de tejido musculares, si padeces de esta enfermedad ten por seguro que una de las partes donde te causará molestia será en el cuello.

Tensión muscular:

Por lo general la tensión en el cuello ocurre cuando has mantenido una mala postura, como ejemplo: en tu silla de escritorio, carro, etc. Otras que podemos mencionar, la postura cuando vas a dormir, mover el cuello repentinamente si aún no lo has estirado poco a poco.

Paro cardíaco:

Aunque parezca extraño un dolor intenso en el cuello, puede conducir a un paro cardíaco. Otros de los síntomas ligado a esto podemos encontrar, dificultad para respirar, fatiga, sudoración, dolor de la mandíbula y brazo izquierdo, repentinos vómitos entre otros.

Meningitis:

Esta en una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del tejido fino que recubre a la médula espinal y al cerebro. Las personas que han padecido de meningitis, pueden tener los siguientes síntomas, como por ejemplo: fiebre, dolor de cabeza a menudo ocurren con un cuello muy tenso. Si usted llega a padecer de algunos de estos síntomas acuda al médico en el área de emergencia, ya que puede resultar en un problema bastante serio para su salud.

Artritis:

La artritis reumatoidea, por lo general causa mucho dolor e inflamación en las articulaciones. Existen casos donde la artritis influencia a que ocurran estos terribles dolores de cuello, así que esta es otro tipo de enfermedad que pueda causar estos padecimientos.

Lesión en la zona cervical:

Estamos claro que el cuello es vulnerable a lesiones, sobre todo si se trata de caídas, accidentes automovilísticos, en algún deporte, etc. Por lo general estos músculos y ligamentos del cuello se ven obligados a moverse fuera de su recorrido habitual. Algo que no podemos dejar pasar y de conocer, es que, si llegas a presentar algún tipo de fractura en el área del cuello, tu médula espinal puede verse afectada, así que mucho cuidado con esto.

Osteoporosis:

Recordemos que la osteoporosis es una enfermedad que afecta directamente a los huesos y articulaciones, por lo que cualquier accidente o movimientos extraños, pueden causar ciertas fracturas, conduciendo así, a posibles dolores en varias partes del cuerpo, incluyendo al cuello.

Estenosis espinal:

Es una enfermedad algo dolorosa, ya que en este caso la médula espinal y la columna vertebral se estrechan y presionan todas las raíces nerviosas que se encuentran sobre la vértebra.

Envejecimiento:

A medida que envejecemos nuestros huesos y especialmente los discos cervicales, empiezan a debilitarse, produciendo un tipo de enfermedad llamada espondilosis, que afecta directamente a las vértebras relacionada con el cuello, por lo que en muchas ocasiones nuestros viejitos padecerán de estas molestias terribles en el cuello.

Otras causas generales del dolor del cuello

  • Un mal dormir es una de las principales causas, por lo general, la postura en la cual hemos dormido, la hemos mantenido durante todo el tiempo que hemos descansado, por lo que los tendones y músculos que se encuentra en esa zona se tensan debido a que hubo muy poco movimiento y flexibilización, permitiendo que estos se hagan una especie de nudo en el tejido de esa área, presionando absolutamente toda la zona.

 

  • Por mantenerse en una mala posición al sentarse y querer observar por ejemplo, la computadora, sin mantener un ángulo correcto que te permita verla de forma lineal y no angular, permitiendo tensión en la zona cervical.

 

  • Otras de las causas a resaltar la podemos verificar, cuando una persona ha tenido una lesión debido a un accidente automovilístico, lo que llamamos el efecto latigazo, este va directamente enfocado en el cuello, produciendo una lesión que puede ser leve o quizás bastante peligrosa.

¿Cómo aliviar el dolor del cuello intenso?

  • Es muy probable que la mayoría de nosotros se haya levantado con una terrible presión y dolor de cuello, quizás por un evento del día anterior, donde hayas realizado un mal movimiento, un golpe, accidente entre otros factores, sin embargo, estos dolores de cuello tienen cura, y son muy fácil de realizar, siempre y cuando no se trate de una enfermedad como la antes mencionadas.

 

  • Principalmente tienes que detectar en que zona se siente la mayor presión, para poder enfocar el tipo de tratamiento a efectuar, recordemos que siempre y cuando creas que el dolor provenga de un accidente, golpe o algún movimiento repentino del cuello.

 

  • Una de las forma para aliviar los dolores de cuello es, utilizar una bolsa con lo suficiente hielo, colocarlo en la zona que sienta mayor presión por al menos unos 20 minutos y quitarlo. Repetirlo por lo menos unas 3 veces al día y este poco a poco disminuirá la tensión del cuello.

 

  • Utiliza la hidroterapia, comúnmente utilizado por especialistas, sin embargo, podemos aplicarlo en casa si tenemos suficiente fuerza de agua y algo tibia. En la ducha de tu baño aplicas un chorro de agua directamente en la zona afectada durante 10 minutos al menos, esto te relajará poco a poco la zona afectada, hasta eliminar por completo el dolor.

 

  • El masaje es uno de los más eficaces a la hora de disminuir la tensión que se produce en el área del cuello. Se debe aplicar masajes de intensidad suave a intermedio en esa zona, utilizando aceite especial para relajar y aplicar en la zona muscular del cuello afectada, este debe realizarse se forma circular, desde la cervical hasta la zona superior y base del cuello.

Tips y consejos para aliviar un dolor de cuello

  • Por lo general cuando pasamos mucho tiempo con el mismo tipo de almohada, estas empiezan a vencerse, están muy aguadas, lo que hace que el cuello esté completamente inestable, entonces es el momento de tener una nueva almohada, pero eso si trate que esta sea de calidad, que le permita apoyar por completo el área del cuello.

 

  • Cuando vayas a descansar, prueba colocar la espalda con la cabeza apoyada sobre una almohada plana u ortopédica, por lo general, en los primeros días vas a sentir un poquito incómodo, pero esto se debe a la costumbre de dormir con almohadas o cojines totalmente vencidos. En poco tiempo te irás sintiendo más cómodo y sin presión de cuello.

 

  • Dormir de espalda o boca arriba es otra de las buenas alternativas, ya que la columna queda apoyada por completo en el colchón y esto logra que descanses profundamente. También puedes practicar una vez estés boca arriba y la espalda totalmente en la cama, colocar una almohada debajo de cada brazo, esto te dará mejor estabilidad.

 

  • Existen personas que sufren de algún tipo de enfermedad relacionada con los huesos, como son los casos de la artritis o estenosis, para estos casos se recomienda dormir con unos pequeños grados de inclinación, para esto puedes usar un cojín o almohada de apoyo en la espalda que te ayuda a inclinarte un poco.

 

  • Si usted es de lo que pasa todo el día trabajando o jugando frente a su ordenador, es importante que mantenga una postura correcta, para eso si vez que su sillón no lo ayuda a mantenerse completamente apoyado con la espalda en el reclinar, entonces se recomienda utilizar un cojín o almohada hasta que se estabilice la espalda.

 

  • Es importante que aprenda a utilizar su dispositivo móvil, sobre todo cuando va a realizar llamadas o enviar mensajes de textos, por lo general tenemos la costumbre de sobre flexionar el cuello, para observar con claridad la pantalla. Se recomienda mantener una postura correcta, es decir, totalmente vertical y mirar su dispositivo como si fuese un espejo, también puedes utilizar audífonos si su afición es el de los videos o audios, esto lo ayudará mucho a relajar la zona del cuello, solo póngala en práctica hasta que lo domines, recuerda que es por su salud.

 

  • Finalmente aprenda a realizar ejercicios para el cuello, esto lo fortalecerá, y ayudará en el caso de sufrir de un accidente o golpes en esa área, ya que estará mucho más fuerte, por lo que cualquier impacto será absorbido con mayor resistencia.

Ejercicios para fortalecer el cuello

  • Estiramiento laterales y frontales del cuello

 

  • Si se encuentra en el gimnasio, aprende a realizar levantamiento de pesas con mancuernas extendiendo y flexionando los hombros, este es uno de los mejores para el fortalecimiento.

 

  • Otros de los ejercicios que fortalecen el cuello, es el que por lo general utilizan los que practican artes marciales, se trata de colocar la cabeza sobre el piso y empezar a ser movimientos giratorios. Esto se debe aprender de forma técnica primero.

Recomendaciones para tratar el dolor de cuello

Nada más desagradable que tener presión y dolor de cuello y que este se mantenga allí durante todo el día, desde que te levantas, hasta casi a la hora de dormir mantener ese dolor de cuello no es cosa fácil de soportar.

Prácticamente cuando tenemos dolor de cuello, nos cuesta mucho hacer algún tipo de movimiento, hacia los lados, para adelante o hacia atrás, en si para ningún lado ya que lo que hacemos es incrementar este dolor de cuello.

En muchos casos cuando este dolor es muy fuerte y frecuente, tiende a causar dolores de cabeza, en los brazos y en la parte superior de la espalda.

Los dolores de cuello son causante de momentos muy incómodos ya que no nos permite realizar movimientos normales del cuello, además del dolor que se produce, por lo que se recomienda seguir los pasos ya nombrados, para disminuir esta presión en el cuello, pero si este persiste, no olvides visitar a tu médico, ya que es posible que no sea un dolor común, sino una posible lesión.

Si te ayudó este post a entender las causas por la cual tenemos dolores de cuello y como eliminarlos de forma fácil, no te olvides compartirlo en twitter, google + y facebook, además de comentarlo.

Compártelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *